Tu objetivo es dejar marca. Puedes gustar mucho o puedes no gustar nada (claro que mejor gustar mucho), pero lo que nunca puede ocurrir es que te quedes en el limbo de la indiferencia. No quieres ser alguien totalmente prescindible, que cuenta historias destinadas a ser olvidadas. Enfoquemos nuestros esfuerzos en crear huella, en afectar de una manera u otra a nuestros espectadores. Trabajemos en interpelar a su humanidad: provocar emociones, reflexiones. Esa debe ser tu misión como artista pero también como ser humano: hacerte inmortal a través de tu capacidad de conectar con las emociones universales.

¿Cómo se come eso?

El truco es creer en lo que estás haciendo, superarte a diario y estar al tanto de lo que pasa en nuestro mundo. Saber lo que pasa en el mundo no significa ir con la corriente. Como actor puedes y DEBES tener tus propias ideas y opiniones, eres un artista. Seguramente no hay muchas profesiones más en el mundo que dejen tener nuestra libertad de expresión. Teniendo las ideas claras y nuestras propias experiencias vividas nos permite profundizar en lo más humano de las personas y pescar sentimientos reprimidos, verdaderos y universales en nuestro público. Es imperativo provocar algo en el público porque ellos vienen a vernos al cine o al teatro para aprender de nuestra experiencia y ensayar sus vidas. Todo eso gracias a lo que nosotros les podemos dar. Si tú vas al cine y te fijas en las partes técnicas de la película o en la calidad de interpretación de los actores más que en lo que te transmiten los personajes, no estás ensayando tu vida. Seguramente no haya un mensaje específico hacia la humanidad.

En esa especificidad es donde se encuentra lo más valioso. No es que todo tipo de cine o teatro debería ser terapéutico, ni mucho menos. Es que las personas que se vean reflejadas o que vean el reflejo de una situación experimentada no queden insatisfechas porque la historia sea inverosímil. Lo que sí se tendría que evitar es la queja constante. Si el público ve una obra que se basa en las quejas, acabará aburrido y no dejará de mirar el reloj para irse a cenar con sus amigos. Toda trama tiene que tener un objetivo claro y un camino hacia ese objetivo, donde todas las palabras sean importantes y no un relleno para hacer tiempo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on skype
Skype
Share on whatsapp
WhatsApp

Tu listado de directores de casting en España

En este pequeño, pero valioso listado encontrarás la lista actualizada de los directores de casting más importantes en el territorio nacional. Tanto si vives en Madrid como en Barcelona, o si tienes una hora menos en Canarias, tendrás personas a las que enviar tus datos.

Déjanos tu email para poder descargarte este recurso.