Siembra oportunidades

Conecta con la gente de tu indústria.

El mundo actoral es maravilloso y muy interconectado. Como ya sabemos, en este mundo, que en un principio parece cruel (a veces incluso puede serlo), solo con tener talento no vale. Para conseguir el trabajo que quieres (a no ser que tengas mucha suerte), hay que construir una amplia base de datos, un castillo, piedra por piedra con conexiones en el mundo actoral. Con una buena marca personal digital (online) puede ser suficiente, pero por qué conformarnos con suficiente y no ser excelentes en nuestro trabajo de networking offline. Hay mucho trabajo que los actores pueden conseguir mediante el camino más antiguo: de boca a boca. Nuestra red de conocidos en la vida real puede aportar muchas oportunidades a corto plazo que nos harán un importante boost, sobretodo en el alba de nuestras carreras profesionales. Los compañeros actores que conozcas conocerán más personas del sector que pueden interesarte y a las que puedes interesar.

No te olvides de sembrar esas mismas semillas digitalmente. En cada uno de los rodajes/castings a los que asistas encontrarás personas (ya sea dentro del equipo técnico o artístico) que están también en este mismo camino. Pídeles sus contactos en las RRSS (redes sociales) y conecta con ellos antes de empezar a trabajar o después del trabajo. Porque en el trabajo uno tiene que estar por su trabajo. Eso multiplica exponencialmente las posibilidades de ser visto y reconocido por alguien que quiera verte en su proyecto y entrar en la rueda. Y si estás en la rueda, es aun más importante, porque las posibilidades crecen aún más.

Recuerda: Puedes saber cuántas semillas hay en una manzana, pero no cuántas manzanas hay en una semilla. Siembra tus semillas allá donde vayas haciendo uso de tu profesionalidad, amabilidad, educación, predisposición y proactividad y prepárate para recoger los frutos cuando maduren.

Lee obras y ve películas

Como actores debemos tener una biblioteca de conocimientos y de experiencias que nos permitan entrar plenamente en cada personaje que interpretamos. Hoy en día no cuesta nada conseguir inspiración, basta tan solo con tener interés por encontrarla. Leyendo y viendo películas buenas, de calidad, nos amplía los horizontes de lo conocido y nos enriquece a nivel personal y profesional. Tenemos millones de libros y películas a nuestro alcance que nos regalan la oportunidad de aprender de ellos. No, no son solo libros de teoría y documentales sobre actores. Los libros de teatro son una fuente infinita para empaparte de conocimientos y experiencias gratificantes, al igual que las películas buenas son un oasis donde podemos reponer nuestras energías y volver a perseguir nuestros más ansiados sueños.

Entrena tu paladar

Entrena tu paladar con arte bello, arte verdadero. Los clásicos no son clásicos porque sí. Tienen una carga emocional e histórica muy importante. Pero a parte de los clásicos, hay películas y teatro muy bueno que seguramente no encuentres en tu plataforma de streaming favorita. Aún así hay que saber también qué pasa en el mundo actoral en el presente. Estas mismas plataformas de streaming son el presente ahora: Netflix, HBO, Amazon y las demás están prácticamente regalándonos oportunidades de trabajo. Pero hay que estar listo para ello también. Empápate de la vida y vuela de historia en historia, de personaje en personaje. Decide qué y quién te gusta más y por qué. Critica, da puntuaciones, disfruta y, si es preciso, odia lo que has visto. Educa tu gusto propio y fíjate en los actores, en la dirección, en la dramaturgia. Tú formas parte de este mundo y tu trabajo consiste también en saber qué se cuece.

No pares ni siquiera cuando tienes mucho trabajo actoral. Visitar obras de teatro e ir al cine nos enriquece igualmente tanto si trabajamos como si buscamos inspiración y energía. Y, lo más importante… ¡Disfruta!

Mi material y mi página web

Una vez tienes el material, haz la página web para darte más luz y más foco. Este paso te dará una imagen profesional que atraerá más público. Más público atraerá personas interesadas en tu perfil con un SEO bien trabajado. Es importante que cuando busquen tu perfil salgas tú. Ten visibilidad. Para poder empezar a hacer tu página web con buen pie, primero reúne:

– Tus fotos profesionales.

Explora los diferentes fotógrafos de actores. Necesitas unos headshots y fotos bonitas que saquen lo mejor y lo más auténtico de tí. Las fotos son la primera impresión que das y puede que la más importante. Debe ajustarse perfectamente a lo que quieres vender como tu marca actoral. Hablamos más profundamente sobre cómo deberían ser tus fotografías en nuestro post sobre las fotografías.

– Tu Reel (Videobook) profesional.

Escribe o pide ayuda para escribir un par/tres de escenas y busca un buen realizador con el que no tengas que pensar en nada más que tu acting. Un videobook bien hecho tiene que tener todas tus fortalezas a nivel actoral aplicadas y se debe ver lo versátil que puedes llegar a ser: En, como máximo, un minuto por escena se debe apreciar cómo afectas al otro, cómo escuchas y te dejas afectar por el otro y qué rango emocional puedes tener. Más adelante hablaremos del videobook en más profundidad con consejos y alguna recomendación de realizadores tanto en Madrid como en Barcelona. Para poder llegar donde quieras estar es obligatorio tener un videobook en condiciones. Primero las escenas, tus fortalezas y, al final, si quieres, un pequeño anexo con tus habilidades especiales.

– Tu CV artístico

En formato americano. Parte de tu marca personal donde invitas a saber más sobre tí. Toda la información que tengas que dar y que sea importante para tu actor. Obviamente debe ser artístico, ni se te ocurra poner que trabajaste en una oficina o una foto de DNI. Una foto profesional a página entera, tu información de contacto, tus estudios, tu experiencia profesional, idiomas y habilidades. Todo eso en la segunda página.

– Una biografía

Cuéntale a tu posible director quién eres, de dónde vienes, cuál y cómo ha sido tu camino. ¿Qué te ha llevado a ser el actor que eres hoy? Seguro que tienes cosas que contar sobre tí.

 

Una vez reunidas todas estas cosas, ¡adelante!

Con Web para Actor no necesitas conocimientos de informática o diseño. Nosotros nos encargaremos de darte la imagen que quieres transmitir creando tu página web profesional de actor o actriz, completamente responsiva y optimizada para buscadores. Rellena nuestro formulario y espera 72 horas. Te prometemos que quedarás satisfecho.

La Actitud

La actitud es muy importante en el ámbito del show business. Un actor tiene la obligación de ser un buen profesional, pero también una persona con la que es fácil trabajar, con un equilibrio entre la humildad y liderazgo. Recuerda: Ser humilde no es pensar que eres menos, es no creerte más. Tienes que estar seguro de lo que haces y confiar en lo que puedes dar sin tener que suplicar o pedir trabajo. Ofrece tus servicios como a tí te gustaría y véndelos siempre des del respeto hacia los demás. Para ello es muy importante tener una marca personal bien definida con un buen material de trabajo profesional. (Más sobre la marca personal aquí y aquí). Juega, diviértete, lanza propuestas, sigue las indicaciones y da lo mejor de tu actor. El trabajo no consiste en pedir limosna, sino en conseguirlo con tus méritos.

Los directores de cásting no son tus enemigos

Ellos quieren que tú seas la persona adecuada para el papel igual que tú, porque lo que buscan es facilidad en su trabajo y si se lo puedes facilitar tú, ¡hazlo! Da lo mejor de tí haciéndolo bien y entrando en el papel o haciéndolo bien y no adecuándote en el papel, pero ser visto y considerado para futuros trabajos. Si lo consigues, haces que el sistema del trabajo funcione bien: Al director le gustará el trabajo hecho por el director de casting, al director de casting le gustará cómo lo hizo tu representante, y a tu representante – cómo lo has hecho tú. Todos se quedan contentos, especialmente tú.

Hábitos actorales

Para tener un buen renombre hay que adecuarse a ciertas normas. No llegues tarde, es de mala educación. Si llegas tarde al cásting, pensarán que podrías llegar tarde al rodaje (un minuto de rodaje es muy caro). Volviendo a la humildad – sigue las directrices que te da el director, eso significa ser profesional.
Por último, sé agradecido por cada oportunidad que te dan de estar en una producción.

Tus Fotos

Fotos de actor

Son la primera impresión que das a los directores de casting.

Por eso mismo deben ajustarse perfectamente a lo que quieres transmitir, ya que de ellas va a depender que te convoquen o no a la prueba de casting o audición. Antes de hacerlas hay un trabajo previo que deberías completar:

Investiga tu perfil.

Necesitas saber qué es lo que transmites en la vida real y explorar perfiles similares al tuyo en actores con éxito. ¿Cómo son sus fotos? ¿Qué colores, fondos y planos usan? ¿Qué expresiones de cara? Una vez terminado, busca un fotógrafo flexible en tu ciudad que te pueda dar lo que estás buscando. En las ciudades grandes como Madrid y Barcelona hay muchísimos fotógrafos profesionales a la espera de asumir la responsabilidad de hacerte unas fotos de diez. Elije con cautela, pero a la vez con seguridad. La persona que elijas tendrá que hacer su trabajo y, si has elegido bien, y estamos seguros de que lo has hecho, podrás olvidarte de la parte técnica. Ocupate de tu vestuario y del maquillaje. Cambia de looks e intenta transmitir el máximo de facetas tuyas en pocas fotografías. El fotógrafo te irá guiando para sacar lo mejor de tí.

¿Y ahora qué?

Una vez tengas las fotos, define cuáles son las principales y cuáles las auxiliares. NUNCA envíes como principal una foto en blanco y negro. En España eso se pasa por alto, pero en el mundo internacional es POCO profesional. Tienes que tener un par de headshots que te defina mejor para el papel por el que estés opcionado, un plano medio, un plano entero y fotos de características especiales tuyas que mandarás a tu representante más adelante. Por ejemplo, si eres un buen músico y tocas el cello, hazte un par de fotos con el instrumento. Sé inteligente y usa todas tus habilidades y fortalezas, no sabes cómo te pueden servir en el futuro (ya te lo decimos nosotros: mal NO).

Eres tu propia marca

Eres tu marca

Branding del actor es quien tú eres. Simplemente tú. Auténtico tú.

No solo en el trabajo, sinó tambien en la vida. No pierdas tu tiempo queriendo ser como otro. Eres único y esa es tu fuerza. No te pongas máscaras ni te crees una personalidad extremadamente diferente. Haz las cosas de tu tamaño, y siéntete cómodo con él.

«Your brand is how other humans experience you, not how you experience yourself.»

Tu marca es cómo otras personas te sienten a tí, no cómo te quieres sentir tú. Pregunta a los cercanos a tí cómo describirían su experiencia contigo. Apunta lo que te digan y ponlo en la balanza para pesarlo. ¿Es esto cierto? ¿Generalmente te dicen esto? ¿Esas palabras te hacen vibrar en unísono con ellas? ¿Te identificas? Hablamos más profundamente sobre la base de la marca personal aquí

No hay una forma incorrecta de definir tu marca. Una vez hecho esto, empieza a darle especificidad.

Para empezar, hay que darle forma a tu marca personal en todas tus herramientas profesionales. Hoy en día estamos en una era digital, donde gran parte del trabajo se encuentra en la red, es decir, online. Primero se deben crear esas herramientas y luego se moldean para adaptarse a lo que uno quiere vender como su marca personal actoral. Las herramientas más populares hoy en día son donde se mete más la gente: las redes sociales (RRSS). A parte de ellas, tienes que tener el pack completo de tu material como actor. Si no lo tienes, es un buen momento para empezar a pensar en cómo tienen que ser tus fotos, CV, videobook y página web. De ello hablaremos más adelante. En las RRSS se debe ver la personalidad que define tu marca personal con enlaces directos a tu material: con tus colores, formas, estilos, tipografías, etc.

Una vez aplicados estos consejos, te incitamos a enviar ese material también a los directores de casting en tu ciudad, para darte más visibilidad, buscar un representante que confíe en el branding que tienes creado. Si no sabes a quién deberías contactar, puedes descargar una lista actualizada de directores de casting en España aquí.

 

Deja Huella

Tu objetivo es dejar marca. Puedes gustar mucho o puedes no gustar nada (claro que mejor gustar mucho), pero lo que nunca puede ocurrir es que te quedes en el limbo de la indiferencia. No quieres ser alguien totalmente prescindible, que cuenta historias destinadas a ser olvidadas. Enfoquemos nuestros esfuerzos en crear huella, en afectar de una manera u otra a nuestros espectadores. Trabajemos en interpelar a su humanidad: provocar emociones, reflexiones. Esa debe ser tu misión como artista pero también como ser humano: hacerte inmortal a través de tu capacidad de conectar con las emociones universales.

¿Cómo se come eso?

El truco es creer en lo que estás haciendo, superarte a diario y estar al tanto de lo que pasa en nuestro mundo. Saber lo que pasa en el mundo no significa ir con la corriente. Como actor puedes y DEBES tener tus propias ideas y opiniones, eres un artista. Seguramente no hay muchas profesiones más en el mundo que dejen tener nuestra libertad de expresión. Teniendo las ideas claras y nuestras propias experiencias vividas nos permite profundizar en lo más humano de las personas y pescar sentimientos reprimidos, verdaderos y universales en nuestro público. Es imperativo provocar algo en el público porque ellos vienen a vernos al cine o al teatro para aprender de nuestra experiencia y ensayar sus vidas. Todo eso gracias a lo que nosotros les podemos dar. Si tú vas al cine y te fijas en las partes técnicas de la película o en la calidad de interpretación de los actores más que en lo que te transmiten los personajes, no estás ensayando tu vida. Seguramente no haya un mensaje específico hacia la humanidad.

En esa especificidad es donde se encuentra lo más valioso. No es que todo tipo de cine o teatro debería ser terapéutico, ni mucho menos. Es que las personas que se vean reflejadas o que vean el reflejo de una situación experimentada no queden insatisfechas porque la historia sea inverosímil. Lo que sí se tendría que evitar es la queja constante. Si el público ve una obra que se basa en las quejas, acabará aburrido y no dejará de mirar el reloj para irse a cenar con sus amigos. Toda trama tiene que tener un objetivo claro y un camino hacia ese objetivo, donde todas las palabras sean importantes y no un relleno para hacer tiempo.

Crea un plan de trabajo

La precisión del planning de trabajo es muy importante en cualqueir empresa, sea pequeña o grande. Como actores, somos nuestra propia pequeña empresa que tiene que evolucionar, crecer, conocer el mercado y adaptarse a él. Tener un plan de trabajo ayuda a ordenar las ideas y aumentar la productividad, así como disminuir el efecto de las distintas distracciones que nos hacen olvidar temporalmente nuestros objetivos. Recuerda: al ponerle fecha a un sueño, éste se convierte en meta. Una meta dividida en pasos se convierte en un plan. Y un plan apoyado en acciones se vuelve una realidad. En este artículo te enseñaremos cómo llegar a ser un actor eficiente, ganar visibilidad y estar listo para el trabajo en todo momento.

Un poco de imaginación…

Imagínate en la cima de una montaña. ¿Cómo has llegado aquí? Para llegar a lo alto hay que dar pasos; grandes, pequeños, con atajos o siguiendo el sendero, pero siempre en movimiento. Esta cima es el éxito. ¿Qué es el éxito para un actor? Es una pregunta cuya respuesta es subjetiva, pero sea cual sea la definición de éxito para tí, está a tu alcance, igual que cualquier pico.

Para planear, hay que saber para qué nos preparamos. Eso quiere decir que hay que disponer de objetivos realistas que vayan a nuestro favor. Hacerse las preguntas adecuadas es una de los mejores formas de determinar nuestros objetivos: «¿Qué quiero hacer? ¿Con quién quiero trabajar? ¿Dónde quiero llegar?» A partir de esas preguntas surgirán las que nos son realmente útiles. «¿Qué tengo que hacer para conseguirlo? ¿Cómo lo puedo conseguir? ¿Cuándo puedo empezar y cuándo lo conseguiría?»

Te recomendamos coger un bolígrafo y un papel en el que plasmes todas tus preguntas, respuestas, inquietudes y las intentes resolver. No te saltes este paso pensando o, mejor dicho, suponiendo que ya lo sabes. Te puedes sorprender mucho con tu cantidad de preguntas y respuestas a ellas que tú mismo les podrás dar. Además, es exactamente de lo que trata este artículo, porqué aquí se encuentra el principio de tu plan de acciones.

Estos ejercicios habrán constuido tus objetivos y los pasos necesarios para conseguirlos. Intenta tener objetivos que sean realistas, pero, a la vez, no demasiado fáciles. Haz una nueva lista de objetivos a los que quieras llegar en un año, en tres, en cinco y en diez. Tenlos cerca para no perderlos de vista y empieza a hacer lo necesario para conseguirlos. Empieza siempre por el principio y trabaja el máximo tiempo posible. Cada día tendrás tareas que te acercarán a las metas creadas y te dejarán una sensación de estar cumpliendo con el deber que te tienes a tí.

No dejes de aprender

tips para actores no dejes de aprender

Un actor debe estar en forma, siempre preparado física, técnica y emocionalmente. Es lo que pide la profesión y es lo que le vas a dar si aprovechas las oportunidades de aprender, repasar y utilizar la teoría en la práctica. Cada día es una nueva oportunidad de aprender algo nuevo. Esto te ayudará en tu carrera en un momento u otro. La herramienta del actor debe estar siempre fresca y afilada para poder dar lo mejor de sí. La razón de eso es que esta profesión tiene mucha competencia y muchos requisitos. Un actor aprende cada día cosas nuevas para poder abarcar más perfiles y ser más versátil en su interpretación. Es más fácil hacer algo que ya sabes que interpretar saber hacerlo cuando no tienes ni idea.

¿Qué son estas cosas nuevas?

Para el mundo del cine no hay una habilidad que sea totalmente inútil. Se pueden transformar en trabajo cosas que, al parecer, son ajenas al mundo del cine, como puede ser el tallado en madera, la herrería o la pesca. Siempre es posible abrir el abanico un poco más con un nuevo idioma o una nueva habilidad como el canto, la música, la equitación… Seguro que habrá algún rol en el cine que requiera en usar alguna de estas habilidades.

¿Cuándo fue la última vez que te leíste un libro sobre la profesión del actor? ¿Cuánta información de ese libro sigue grabada en tu memoria? En ocasiones nuestro ego nos impide volver a releer un libro que nos ayudó en un momento de nuestro aprendizaje, haciéndonos creer que ya somos actores de élite y que no hace falta saber nada más. Hay que confiar en que la repetición es clave para mantenernos motivados y seguir descubriendo más cosas interesantes sobre nuestra profesión.

Aprender no significa solo estar leyendo libros y asistiendo a masterclases. Es imperativo poner nuestros skills a la práctica, y, por suerte, también es la parte más divertida del proceso de aprendizaje. El entrenamiento con proyectos propios o proyectos compartidos con amigos y compañeros nos ponen a prueba y nos recuerdan lo muy conectados que podemos estar con la profesión del actor. Y aunque no sea obligatorio entregar un resultado final, algo de esa experiencia nos acompañará para siempre en futuros personajes e historias.

Tu Marca Personal

marca personal de actor

Como si de tu propia empresa se tratase, como actor o actriz debes tener plenamente identificada cuál es tu marca personal, y trabajarla en consecuencia. Una marca personal actoral coherente y bien apoyada por herramientas digitales te ayudarán a defender mejor tu producto ante directores, productoras y directores de casting. Estas personas hacen un trabajo muy importante en la creación de proyectos y, créenos que agradecerán muchísimo la facilidad de trabajar con alguien cuya información está presentada limpia y ordenadamente, así como en coherencia con lo que se ve presencialmente.

Pero, ¿qué es la marca personal?

Es la huella que como actor o actriz dejas en tu entorno, y que está vinculada a tu nombre como artista, a tus características tanto físicas como profesionales, a los trabajos realizados, etc. Es la definición de tus cualidades profesionales en el mundo del epectáculo que deberías dejar clara a la gente, es decir, para que ya sepan qué clase de actor eres, cuáles son tus puntos fuertes y por qué eres la persona que finalmente se quedará con el papel.

Para elaborar tu marca personal tendrías que empezar a preguntarte primero: ¿Quién soy como artista? ¿Qué cualidades o características me diferencian del resto? Estas preguntas te harán comprender cuáles son tus principales características y aptitudes. Las respuestas que des reflejarán tus fortalezas y te darán las primeras pistas sobre lo que transmites. Comprender y aceptar estas cualidades forman la base de tu marca personal actoral.

Es muy recomendable preguntar la opinión de la gente que te conoce profesionalmente: ¿Qué es lo que piensan de tí como actor? ¿Cómo te definirían en unas cuantas palabras? Pregunta a tus compañeros y directores las preguntas adecuadas y guárdalas por escrito para poder verlas cuando lo necesites, porque esas opiniones seguramente valgan su peso en oro no solo para la creación de tu branding, sinó tambíén para tu crecimiento como profesional. Con lo que te digan ya deberás ver una cierta regularidad y lógica de lo que transmites. Y si, al reflexionar, no te suena como si hablasen de tí, habría que hacer una limpieza interior y preguntártelo otra vez. Apaga el ego, porque trabajando con lo que YA ERES es suficiente.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies